Mi primer amor.

Mi primer amor.

¿Le gustaría ser un cocinero?

Si necesita aliento, conoce sus pasiones .... sigue leyendo

Tengo a memoria un paseo por mi pasado, sí, mi juventud fue muy hermosa, ser libre, para ir al cole, las matemáticas un martirio, las artes plásticas y educación física mi libertad, es de notar que me gusta hacer pensando, crear, las manualidades, deportes, todo lo que se refiera hacer. Quiero decir esto y puede que les cause humor; mi vida es para mi como una poesía de mil matices, coloreados de alegrías y tristezas, de amores y desamores, de luchas y fracasos, de tantos colores!... Por cierto, mi nombre es Fernando, Chef de Novoa.

Quizás usted esta identificado en algo conmigo.

Está claro que mi vida fue parecida a muchos, trabaje en tantos trabajos que poco me gustaban, Trataba de encontrar un trabajo que me diera pasión al máximo, no llenaba mi amor por hacer y crear, fui zapatero y nunca me hice un par de zapatos, ¡que ironía!, trabaje de ayudante de carpintería y no me gustaba el olor del aserrín y barniz, pero aprendí que hay que echar para adelante, también fui panadero, eso si me gusto, ¡me encanta el pan! y hacerlo fue toda una experiencia divina, aunque no llenaba aún mi amor por crear y hacer.

Cuando trabaje en panaderia siendo ayudante, un pasaje de este tiempo, por decirlo más romántico, una página de mi vida que marcó mucho el respeto por los mayores de edad, después de haber terminado mi jornada de limpieza estaba yo tratando de hacer pan, ¡que complicado de hacer y tan fácil a la vista!, estos panaderos lo hacían ver tan fácil, me acuerdo de Carreta, un viejito muy querido, que tenía muchísimo tiempo de trabajar en esta panadería, creo sin equivocarme, desde que se aperturó, tenía cerca de 75 años de edad, era más lento que una tortuga, había que tenerle mucha paciencia, él lo sabía y a pesar de esto todos lo amábamos, era especial y demasiado servicial, todo un  personaje histórico. Yo estaba con él y otros dos panaderos, uno que estaba doblando turno me dijo; usted no sabe hacer pan, nos esta atrasando, me fui hacer limpieza muy triste, muy afligido y desanimado.

Cuando terminaron y se fueron, yo estaba limpiado y el viejito se me acercó, su apodo era carreta, me dijo; Yo te voy ha enseñar, seré tu maestro, yo por dentro dije; ¡Seré el mas lento de todos los panaderos del mundo! pero le tenía respeto y aprecio y le dije vamos hacer pan juntos, cada bollito era un arte en sus manos, pero lento!! eran perfectos, me explicaba una y otra vez, un día me dijo, tu no lo sabes, pero yo era el más rápido de todos y aun lo soy, cuando ellos lleguen a mi edad lo entenderás, poco a poco fui más y más rápido, me corregía con mucho paciencia y disciplina, muchas veces me cosquio, fue lindo verlo preocupado por mi, su paciencia y disciplina me ayudaron hacer mejor persona, si, muchas veces me cosquio, fue lindo verlo preocupado por mi.

Paso los dias y semanas y cada día mi entusiasmo brotaba y brotaba, estaba muy motivado por ir al trabajo cada día, me enamore de la panadería, mi primer amor culinario. ¡Gracias Carreta! fuiste de mis más amados maestros y lo serás siempre. llegó la hora de mostrarme, lo teníamos muy tapado, aconteció que un día el señor que me había desanimado estaba doblando turno, esta vez su enojo fue contra mi maestro, al ver esto, yo me enoje y le dije; estire yo peso el pan, (hacer bolitas de pan de 45 gramos cada una) estirar;( Dar forma a las bolitas, formar palitos , me dijo tu no sabes hacer pan, yo le dije ahora sí.

Y comenzó la batalla.

Todos los panaderos que se encontraban estaban muy atentos ya que este señor era muy respetado y rápido, lo que no sabía es que mi maestro era más rápido que él, (mi sensei) no pudo alcanzarme, entonces se quedó pensando,

Y me dijo; yo peso,

ok esta bien, respondí y así de nuevo lo deje botado.

se detuvo y me pregunto; ¿desde cuando hace pan?

Tengo más de 55 años de hacer pan le respondí,

¿Cómo puedes tener ese tiempo si apenas tienes 17 años?

¡Esa es mi edad correcto! pero mi experiencia no, Todo lo que se, me lo enseño a quien le faltastes el respeto, sabes cual es su apodo verdad? Carreta, pero no le va para nada, porque cuando él tenía mi edad era como yo de rápido, cuando seas mayor entenderá porque carreta es más rápido que usted.

Nunca vi en mi vida una persona tan agradecida y tan orgulloso en ese tiempo como Carreta, yo me sentí en el cielo, defendí a mi maestro y se demostró su historia de una manera tan gloriosa y merecida. te amo maestro, nunca te olvide, le doy gracias a Dios por presentar a mi maestro. 

La vida nos enseña que debemos guardar respeto por todas las persona, la vida da giros inesperados, como este que acaba de narrar en esta página de mi vida, debemos de entender que todos tenemos limitaciones, y que tenemos capacidades enormes, no importa que tan jóvenes somos y qué tan viejos somos, ni qué raza o color y color de vida. debemos amar lo que hacemos y dar gracias a Dios por cada instante de nuestras vidas, sean malas o buenas, cada una trae su sabiduría y su propio afán, nos deja lecciones que nunca se olvidan.

ESPERO QUE ESTE RELATO LOS INSPIRE A CONTINUAR SIN JUICIOS SU VOCACIÓN

Jesús dijo; Cada día trae su propio afán. (Una regla de Vida)

Mateo 6: 25 - 34 Reina - Valera 1960 (RVR1960)
(El afán y la ansiedad)

LES DEJO ESTA FOTO DE HACE MÁS DE DE 46 AÑOS. CARRETA NO ESTÁ :(..

Momentos

Continuaré con más momentos de mi vida...

Publicado en 01/10/2017 Por Fer. Novoa Home, Historias Del Chef 0 501

Deja un comentarioDeja una Respuesta

Archivos del blog

Blog categorías

Últimos comentarios

No hay comentarios

Bloque de busqueda

QR code

Visto recientemente

No hay productos

Menú

Comparar 0